He centrado mi trabajo en el dibujo como expresión de la que parten todas las demás, siendo la tinta china la técnica principal.

Paralelamente, he hecho murales desde el 2006 dentro del ámbito del arte urbano, expresión en gran formato que he empezado a enlazar con el dibujo detallado que caracteriza mi trabajo (teniendo en cuenta que durante mucho tiempo parecieron dos estilos/estéticas diferentes), así como introducir esta expresión  dentro de otros espacios como el llamado cubo blanco de las salas de exhibición. Es así como lo hice en Eva mi más reciente exposición individual en Galería El Museo (Bogotá), la cual estará abierta al público hasta el próximo 1 de septiembre.

En cuanto a la temática, hay una serie de conceptos  que abarcan el grueso de mi trabajo desde el 2011, y cada pieza o serie a su vez, hace énfasis en un tema específico desde esta perspectiva. A saber, los conceptos globales a los que hago referencia son: la experiencia de lo sagrado, la naturaleza salvaje, lo cíclico, los opuestos/complementos  y la constante reflexión sobre la vida misma desde una perspectiva autorreflexiva. En cuanto a los temas específicos de cada pieza o serie, están  ligados al momento vital por el que atraviese a la hora de la creación.

Tengo muchos hábitos en mi proceso creativo. Uno es que “debo” hacer un montón de cosas antes de empezar. Entre ellas, seguro, debo organizar el espacio donde voy a dibujar.

De pequeña con mucha curiosidad por explorar cosas nuevas y salirme de mi zona de confort.