Nos encontramos hace un par de años al dios del vino perdido en medio de un Manglar. Una música que ha ido tomando forma bajo nuestros pies, en la sala de ensayo de la Subida Cultural.

Un Sol enloquecido es una historia de amor que termina mal -como todas estas historias-. Una canción donde los astros juegan al enamoramiento y su orgullo los vuelve ciegos. En esta ocasión el atardecer trajo consigo su poesía en nuestra terraza.

 

Lo que empezó con la amistad de dos extraordinarias personas, (Nicolás y David) hoy desemboca en una  exploración de sonidos Jazz y Rock bajo una forma un tanto psicodélica y tropical. Hace pocas semanas, los Bacos decidieron  salir de la cueva y vibraron en la Fuente de Soda, uno de los espacios de nuestra ciudad que ha decidido catapultar el trabajo de decenas de proyectos musicales nuevos.

 

David Rojas – Voz y Guitarra
Nicolas Yanguas – Guitarra y Coros
Paola Lopez – ViolÍn y Coros
Alexis Polanski – Bajo
Juan Sebastian Uribe – Bateria