Antes de iniciarme en la fotografía (hace 6 años), me desenvolvía en la producción musical, exploré el género Hip-Hop. Al estar en íntima relación con la creación y difusión de trabajos personales me interesó la realización de imágenes que acompañaran al audio. Descubrí entonces, que la foto era parte fundamental y punto clave para la fabricación de recursos audiovisuales. La fotografía está justamente en el centro de dos pasiones que me brindan energía desde pequeño, el cine y la música. De forma inmediata la disciplina captó mi atención y con ello la elaboración de imágenes de gran estética, al mismo tiempo trabajé para un par de periódicos como periodista gráfico. Al cabo de un tiempo me incliné por la fotografía de retrato, donde puedo combinar la construcción de escenas y al mismo tiempo captar la naturalidad de las personas. Me interesa sobre todo, retratar mujeres y construir una carrera en el mundo editorial.

 

Fotografía de retrato es la presentación, a lo largo de mi carrera como fotógrafo de diferentes retratos que he realizado. Surge como una manera de capturar la naturalidad de las personas, su contexto cultural y belleza. La técnica empleada es fotografía digital en la que empleo en su mayoría iluminación de estudio, otras tantas veces aprovecho la luz natural. Así mismo, cada imagen tiene un proceso de post producción en el ordenador con el uso de diferentes softwares, emulando como referencia, la fotografía de retrato que hacen en la Rusia contemporánea. Como resultado busco diferenciar mi trabajo del resto, desarrollar un estilo propio y crear imágenes que provoquen cualquier tipo de sentimiento.

 

Un hombre fascinado por el mundo de la fotografía, hambriento de conocimiento y autodidacta en la mayor parte de su formación. La cámara de fotos es una herramienta que sirve como máquina del tiempo, puede atrapar momentos, hacernos viajar y vivirlos cada que contemplamos una imagen. Puedes construir mundos de fantasía en este arte o plasmar la fiel y a veces cruda realidad. Mi tarea personal es documentar cada maravilla que se presenta frente a mis ojos.